Manicura en casa paso a paso

Las manos son una carta de presentación y pueden decir mucho de una persona. Unas uñas poco arregladas o una manicura mal hecha pueden dar a los demás una muy mala primera impresión de nosotras mismas.

Para poder lucir unas manos bonitas debemos prestar un poco de atención a las uñas. No siempre podemos acudir a un centro de belleza, ya sea por falta de tiempo o de presupuesto para ello. Con unos consejos y los productos adecuados, podemos conseguir unos estupendos resultados desde casa.

Según los especialistas, una buena manicura y pedicura deben durar unos 15 días. Sin embargo, las tareas del hogar pueden acortar dicho periodo de tiempo. Por ese mismo motivo saber realizar una manicura en casa es algo imprescindible.

manicura en casa

¿Cómo realizar la manicura en casa?

Elige el momento adecuado

Realizar una manicura en casa toma su tiempo. Elige un momento en el día en el que puedas disfrutar del tiempo necesario para poder realizarla de forma correcta y sin prisas. Quizás por la noche sea uno de los mejores momentos del día para dedicarnos a nosotras mismas.

Hazte con las herramientas necesarias

Como imprescindibles están unas tijeras, una lima, crema hidratante, quitaesmalte, esmalte de uñas y algodón. Encontrarás otros productos optativos como son palitos de naranjo, quitacutículas, pulidor de uñas, esmalte sellador…

Prepara tu espacio de trabajo

Ten presente que tanto el esmalte de uñas como el quitaesmalte pueden dañar distintos tipos de superficies, como la ropa, la madera y el plástico. Usa una camiseta vieja y accesorios poco costosos para proteger la mesa.

Quita el esmalte anterior de tus uñas

Utiliza el quitaesmalte y las bolas de algodón. Algunos tipos de quitaesmalte pueden secar en exceso el área de la uña y los alrededores. Te recomendamos conseguir uno que no produzca tal sequedad, mejor si es libre de acetona.

Corta y lima tus uñas

Utiliza unas tijeras o cortauñas para cortar tus uñas. No las dejes muy cortas.

Con la ayuda de una lima, lima tus uñas y dales una forma recta y suave. Roza la uña con la lima delicadamente en lugar de arrastrarla contra ella. Hacerlo con mucha fuerza de ida y vuelta debilitará tus uñas y hará que se rompan.

Gira la mano que tiene la lima en cada roce para crear una curva suave en lugar de ángulos. No limes demasiado: solo barre cualquier punta o aspereza que el cortauñas haya dejado.

Pule tus uñas

Con una lima acolchada para pulir, pule la superficie de la uña un poco para emparejar la superficie y suavizar las rugosidades. Te recomendamos pulir las uñas después de bajar las cutículas, por si queda algún residuo.

De esta forma, eliminarás los residuos de cutícula durante el proceso. Al ser delgadas, suaves y no estar fuertemente unidas, las cutículas deben desprenderse fácilmente.

Mete las uñas en agua

Consigue un recipiente lo suficientemente grande como para introducir las manos, llénalo con agua tibia y unas gotas de jabón. Mantén las manos en remojo unos minutos. El agua y el jabón ayudarán a que se desprenda la suciedad, la piel muerta y el polvo que quedó luego de limar y pulir las uñas. También ayudará a suavizar las cutículas.

Utiliza un cepillo para uñas para limpiar tus uñas y la piel alrededor con delicadeza. Limpia suavemente por debajo de las uñas si es necesario quitar algún tipo de suciedad.

Prepara tus cutículas

Seca tus uñas y aplica la crema para cutículas. Realiza un masaje sobre las uñas repartiendo el producto por todos los bordes. A continuación empuja ligeramente la cutícula hacia dentro mediante un palito de naranjo dando forma a la uña.

Luego sumerge los dedos durante un instante en agua tibia para eliminar el producto. Nunca deben cortarse las cutículas, de lo contrario crecerían mucho más fuertes y duras. Esto es básico para una buena manicura.

Aplica crema para manos o loción

Toma un poco de crema para manos y espárcela con masajes sobre tus manos. Asegúrate de frotar la loción por dentro y alrededor de las uñas y deja que penetre por unos 30 minutos.

Aplica la base

Cubre la uña con un poco de base o endurecedor de uñas. Esto emparejará las rugosidades y desniveles que aún puedan quedar en la uña, ya que servirá como una primera mano para el esmalte, ayudará a que este dure más y hará que el color no tiña tus uñas.

Escoge el esmalte que más te guste

Empieza con una capa muy delgada en tus uñas. Sumerge la brocha en la botella de esmalte y, mientras la sacas, gira suavemente la brocha alrededor del borde interno de la botella para quitar el exceso de esmalte.

Lentamente, pinta una franja vertical desde el centro de tu uña. Luego, pinta otra franja en cualquiera de los lados de la primera. Intenta pintar hacia el borde, aunque es mejor dejar un pequeño margen que pintar la piel en uno de los lados.

Seca por completo

Espera unos 10 ó 15 minutos para que el esmalte se seque. Si aplicas una segunda capa muy pronto, solo lograrás manchar la primera capa.

Es posible que puedas acelerar el secado con un ventilador, pero no seas excesivamente optimista. Al quitar el olor de esmalte fresco, el ventilador eliminará ese recordatorio que indica que el esmalte aún no ha secado por completo.

Aplica el esmalte sellador o top coat

Termina con un sellador claro y dale a tus uñas una protección contra rasguños y que evite que la pintura se descascarille, además de dejarlas suaves y resistentes.

Este paso es sobre todo importante para diseños que no cubren la uña por completo. Además, también añade brillo. Déjalo que seque por completo.

Productos para una manicura perfecta

Isdin Si-Nail

Isdin Si-Nail

Está creado con queratina, que ayuda a endurecer las uñas y previene que se rompan, también tiene silicio, que da una apariencia más hermosa a la uña y libre de imperfecciones. Este producto crea una película protectora que protege a la uña de agentes externos y de agresiones. Además, tiene ácido hialurónico que potencia la hidratación de las cutículas.

Beneficios de usar Isdin Si-Nail:

  • Uñas más bonitas y con un color natural.

  • Brillo e hidratación en las uñas.

  • Uñas más duras y resistentes.

  • Favorece el crecimiento de las uñas.

  • Tiene resultados visibles después de 14 días de uso.

    Emolienta Uñas

Emolienta Uñas

Es un tratamiento hidratante y reparador que consigue fortalecer la uñas intensamente para evitar que se rompan. Gracias a su composición con urea, ácido hialurónico y aceite de almendras dulces se logra mejorar el aspecto de las uñas, nutrirlas y mejorar su vitalidad. Además, posee una acción protectora que evita que los agentes externos puedan dañarlas.

Hidrotelial Cuidado Uñas

 

Hidrotelial Cuidado Uñas

Es una crema para el cuidado de las uñas que están debilitadas, amarilleadas y que se quiebran con facilidad.

Su aporte de Biotina y compuestos nutritivos como la manteca de Karité y el aceite de jojoba actúan sobre la uña mejorando su apariencia y devolviendo la flexibilidad de la uña.

Además al contener icthyol pale, actúa reparando la uña de ataques por hongos

Consigue una uña más fuerte, flexible y con brillo natural aplicándote la crema de Hidrotelial cuidado de uñas.

Comparte el post en las redes
Esta entrada fue publicada en Cosmética y Belleza y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *