¿Cómo tener un embarazo saludable?

El comienzo del embarazo es un momento ideal para cuidarse, conseguir unos buenos hábitos y un embarazo saludable que nos acompañe a lo largo de los nueve meses de gestación.

Es fundamental recibir una buena atención prenatal donde se realicen las pruebas pertinentes para descartar posibles condiciones médicas que puedan afectar a la evolución del embarazo.

Si estás tomando algún tipo de tratamiento médico debes comunicar el embarazo para evitar posibles complicaciones.

Tus grandes aliados serán la alimentación y una rutina de cuidados básica para mantener la salud tanto por dentro como por fuera.

embarazo saludable

Consejos para un embarazo saludable

Cuida tu alimentación

Si comes una variedad de alimentos saludables, bebes suficiente agua y reduces la comida basura, con alto contenido graso, ayudarás a que tanto tú como el bebé que está creciendo sean sanos.

Beber suficiente agua puede ayudar a evitar problemas como la constipación. Las frutas y las hortalizas frescas, así como los panes integrales, los cereales son buenas fuentes de fibras.

Evita algunos tipos de pescado, como pez espada, atún y otros pescados de gran tamaño que suelen tener un contenido elevado de mercurio.

Los quesos azules, como el azul danés, el gorgonzola y el roquefor, y los quesos blancos como el queso brie, el camembert o el chèvre.

Este tipo de quesos son menos ácidos y húmedos que los quesos curados duros, lo que los convierte en un medio de cultivo ideal para bacterias dañinas como la listeria.

Toma suplementos vitamínicos

Tu médico puede recetarte las vitaminas o puede recomendarte una marca que puedas comprar sin receta. Estos minerales y vitaminas contribuyen a garantizar la buena salud del bebé y la madre, además de evitar ciertos defectos de nacimiento.

Se recomienda especialmente el suplemento de ácido fólico y Yodo, ya que es difícil su absorción y está probado que reduce el riesgo de parto prematuro, bajo peso al nacer, o defectos de nacimiento en el cerebro.

El ácido fólico reduce significativamente el riesgo de que el bebé pueda desarrollar malformaciones congénitas del tubo neural, como la espina bífida.

También es importante que te asegures de tomar suficiente hierro. La cantidad que tu organismo necesita aumenta bastante durante el embarazo, sobre todo durante el segundo y el tercer trimestre.

Olvida el alcohol y el tabaco

Cada cigarrillo que dejes de encender le dará a tu bebé una mejor oportunidad de nacer sano. Si no logras dejar de fumar, pide a tu médico que te indique un programa que pueda ayudarte.

Cualquier cantidad de alcohol que bebas durante el embarazo pasará a la corriente sanguínea, atravesará la placenta y llegará rápidamente al bebé, quien podría terminar con un nivel de alcohol en la sangre incluso más alto que el tuyo.

Descansa

Los últimos meses del embarazo son los más duros. Debido al volumen de la tripa, cada día te costará más descansar y conciliar el sueño. Aprovecha cualquier momento del día para descasar y tomar una pequeña siesta.

Durante los primeros meses de embarazo, intenta adquirir el hábito de dormir de costado. A medida que avance el embarazo, acostarte de costado, con las rodillas dobladas, será la posición más cómoda.

Esto facilitará el funcionamiento del corazón, ya que el peso del bebé no ejercerá ninguna presión sobre la vena que transporta la sangre desde los pies y las piernas de regreso al corazón.

Haz ejercicio

Siempre y cuando no tengas complicaciones debes practicar ejercicio de forma regular y moderada. Los médicos suelen recomendar actividades de bajo impacto, como caminar, nadar y practicar yoga.

Debes evitar los deportes de contacto físico y las actividades aeróbicas de alto impacto, que plantean mayores riesgos de lesionarse. Asimismo, no es recomendable realizar un trabajo que implique levantar objetos pesados para las mujeres durante el embarazo. Habla con tu médico si tienes dudas acerca de qué tipo de ejercicios son seguros para ti y tu bebé.

Al hacer ejercicio aumentamos nuestros niveles de serotonina, una sustancia química producida en el cerebro que está vinculada a nuestro estado de ánimo.

Cuida tu salud dental

Durante el embarazo no olvides tu higiene y salud bucal. Los cambios hormonales, que ocurren naturalmente durante el embarazo, pueden hacerte más susceptible a las enfermedades de las encías.

Los aumentos en los niveles de progesterona y estrógeno hacen que las encías reaccionen de manera diferente a la placa bacteriana, lo cual puede producir una inflamación conocida como gingivitis, caracterizada por encías inflamadas, sensibles y que sangran con facilidad.

Productos para un embarazo saludable

Gravidanza Embarazo 56 Cápsulas

Este complemento alimenticio ayuda a complementar las necesidades diarias de ácidos grasos Omega-3 (DHA de microalgas), ácido fólico y otras vitaminas y minerales durante el embarazo.

Los ácidos grasos poliinsaturados Omega-3, entre los que se encuentra el ácido docosahexaenoico (DHA), contribuyen al buen funcionamiento del organismo. El DHA es uno de los componentes de la actividad del tejido cerebral y de la retina.

Los folatos son diferentes formas de la Vitamina B importantes para el organismo porque contribuyen al crecimiento de los tejidos maternos durante el embarazo, al proceso de división celular y también a la formación normal de células sanguíneas.

Mustela Alivio Instantáneo Piernas 125ml

Esta crema tiene una fórmula basada en ingredientes de origen natural y totalmente respetuosa con el embarazo.

Su contenido en extracto de mentol da frescor inmediato, junto con los péptidos derivados del aguacate que refrescan y tonifican las piernas.

Además está formulado para que su acción sea muy duradera, aplicándola sólo 1 ó 2 veces al día.

Rilastil Crema Antiestrías Duplo 2x200ml

Esta crema proporciona una intensa elasticidad a los tejidos y repara las fibras elásticas dañadas, previniendo y corrigiendo de forma eficaz las estrías. Su excelente galénica proporciona una cómoda extensibilidad, una rápida absorción y un agradable aroma.

No contiene cafeína, colorantes, parabenes no perfume, sin alergenos. Apta durante embarazo y lactancia. Dermatológicamente testado.

Aplicar sobre la piel limpia y seca, 1-2 veces al día según necesidad y tensión de la piel. Masajear suavemente hasta completa absorción. Para un tratamiento intensivo, aplicar en combinación con la ampolla antiestrías.

Comparte el post en las redes
Esta entrada fue publicada en Embarazo y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ¿Cómo tener un embarazo saludable?

  1. Pingback: La caída de pelo en el postparto: causas y consejos para frenarla - Bienvenido al Blog de Pharmacius

  2. Pingback: Embarazo y medicamentos - Bienvenido al Blog de Pharmacius

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *