Saciantes ¿Qué son y cómo funcionan?

Muchas personas a lo largo de su vida han realizado alguna vez una dieta, generalmente las de pérdida de peso. Cuando empezamos una dieta de pérdida de peso es muy difícil que consigamos tener éxito. El estómago está distendido, esto quiere decir que “acepta” más volumen de comida del que le estamos aportandono. No está saciado y envía una señal al cerebro para recibir una mayor cantidad, lo que se traduce en una sensación de hambre. Para ello se pueden emplear complementos saciantes y por ello a continuación os vamos e explicar en qué consiste un saciante.

 

 

¿Qués es un saciante?

Dentro de la gran cantidad de saciantes que podemos encontrar tenemos glucomanano, fucus, fibra de higo (XLS medical) etc…pero todos actúan de la misma manera

Son fibras que el cuerpo no asimila, es decir fibras que nuestro cuerpo no digiere. No nos aportan nada, pero tienen una particularidad, son capaces de absorber agua en mucha cantidad, de modo que se expanden, formando una especie de gel espeso cuando entran en contacto con el agua.

Al tomar un complemento saciante con agua, éste se hincha a nivel estomacal, consiguiendo rellenar parte del volumen del estómago. El estómago manda al cerebro la sensación de no tener hambre, por ello también se suele decir que los saciantes son inhibidores del apetito.

 

 

saciante

 

 

Por lo general los saciantes a base de fibras actúan también como reguladores del tránsito intestinal. Muchas veces se recomiendan en personas que tienen estreñimiento ocasional, aunque no necesiten perder peso.

Actúa de la siguiente manera:

Capta el agua y la gelifica o hincha. Consigue aumentar el bolo fecal a la vez que se favorece la lubricación, por lo que se ve facilitada la evacuación. Podría decirse que es un laxante suave o ligero.

 

Efectos secundarios o contraindicaciones de los saciantes

 

El tomar compuestos saciantes, aunque sean 100% naturales, no están exentos de que tengan algún efecto secundario o contraindicación.

Está totalmente contraindicado en personas con obstrucción intestinal.

La toma de compuestos saciantes puede favorecer la aparición de gases, hinchazón abdominal y procesos diarreicos suaves. Por el carácter laxante suave que hemos explicado anteriormente.

En la toma de medicamentos.

Como ya hemos comentado, los saciantes suelen ser fibras que en contacto con agua forman un gel o similar, a modo de red. De igual modo que captan el agua, pueden absorber parte de la medicación que se toma, perdiendo con ello parte de la eficacia de la misma. En personas que están en tratamiento con anticoagulantes orales desaconsejamos tomar ningún tipo de saciante.

En el resto de medicaciones, como las píldoras anticonceptivas, recomendamos distanciar la toma de la medicación de la fibra al menos un par de horas.

 

Cómo se toma un saciante

Por lo general, un saciante se toma antes de las comidas. Conseguimos llegar a las principales comidas con una mayor sensación de plenitud, pudiendo comer con menor voracidad. Hay a quienes les gusta tomarlo después de las comidas para conseguir reducir el picoteo entre horas.

Los saciantes siempre se toman acompañados de un par de vasos de agua, para conseguir el efecto que hemos explicado en este artículo. Que se expanda a nivel estomacal reduciendo la sensación de hambre.

Opiniones y comentarios

 

Si estás empleando o has tomado algún saciante y quieres dejar tu opinion o tienes alguna duda, puedes emplear para ello la sección de comentarios de nuestro blog.

 

 

Comparte el post en las redes

Acerca de Arancha

Farmaceútica en Mutxamiel (Alicante). Responsable de contenidos y CoFundadora de Pharmacius.com. Puedes seguirme en @aranch3ta
This entry was posted in General, Hacer Dieta, Saciantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *