Pie de atleta, cuidados y tratamientos

El pie de atleta es una enfermedad de la piel causada por un hongo, que normalmente se da entre los dedos de los pies, en concreto en el tercer y cuarto espacio interdigital.

El hongo ataca más a menudo los pies porque los zapatos crean un ambiente cálido, oscuro y húmedo que facilita el crecimiento del hongo.

Hasta 7 de cada 10 personas pueden sufrir de ella en algún momento de sus vidas. Si bien la infección es molesta y también muy contagiosa, si usted trata su piel a tiempo puede recuperarse rápidamente.

pie de atleta

Una misma persona puede tener pie de atleta varias veces en la vida. La persona afectada no crea inmunidad contra el hongo. Por lo tanto, medidas de prevención son importantes.

Aunque el pie de atleta tiene cura, su tratamiento puede durar semanas, el cual se realiza con el uso de pomadas antimicóticas. Es importante realizar el tratamiento para eliminar la picazón y el malestar en general, evitando que empeore y que surjan otras infecciones más graves en la piel.

Esta afección del pie se contagia a través del contacto directo con una persona infectada. También a través del uso de objetos contaminados como zapatos, medias… y el más habitual, el suelo mojado en vestuarios y/o duchas comunes.

Las personas con un sistema inmune deficiente son más susceptibles al contagio, por lo que es conveniente que utilicen estos talcos si van a estar expuestas frecuentemente al contacto con zonas donde es más fácil que se desarrollen los hongos, como los baños públicos.

Se ha demostrado que existen varios factores de riesgos como son el sexo, es más común en los varones.

La llegada del buen tiempo y las altas temperaturas hacen de la primavera y del verano una época propicia para el pie de atleta.

¿Cuáles son los síntomas del pie de atleta?

El primer síntoma para detectar el pie de atleta es la erupción en la piel, normalmente es de aspecto escamosa y rojiza. Suele comenzar a aparecer entre los dedos de los pies, la zona que tiende a mantener mayor humedad.

Unos de los síntomas más molestos es la intensa picazón en los pies, sobre todo en el momento de quitarse los zapatos y calcetines.

En algunos casos de pie de atleta, pueden incluso llegar a producir úlceras y ampollas. Puede afectar a uno o a ambos pies y propagarse hacia las manos si manipulamos los pies de manera muy continúa.

¿Cómo podemos prevenir el pie de atleta?

Mantener tus pies secos

Es clave para prevenir el pie de atleta. Mantener los pies secos, especialmente entre los dedos. Prestar atención después de la ducha.

Cuando estemos en casa debemos mantener el pie lo más aireado posible, incluso andar descalzos si es posible.

Evita mantener los pies cerrados en calzados durante varias horas seguidas, especialmente en ambientes calurosos.

Cambiar los calcetines o medias regularmente, incluso varias veces al día si es necesario o cuando notemos sudor y humedad en el pie.

Mantener los pies aireados

Para ellos podemos utilizar zapatos livianos y con ventilación. Evitar usar zapatos hechos con materiales sintéticos, como vinilo o goma.

Optar por materiales como la piel, cuero y sobre todo, hacer uso de calzado de calidad. Los calcetines deben de ser de algodón para que los pies puedan transpirar.

Alternar los zapatos

No se debe de usar el mismo par de zapatos todos los días para que estos puedan secarse y airearse. Evita compartirlos.

Evitar andar descalzo en lugares públicos

Proteger tus pies en lugares públicos como piscinas, spas, vestuarios… Usa sandalias o zapatos aptos para el agua.

Tratar tu pie

Usa productos específicos para tratar y curar el pie de atleta. Intenta mantener los pies lo más secos posible.

Consultar con el médico

Debemos acudir al médico para que diagnostique y evitar la extensión de esta infección a otras partes del cuerpo.

Truco casero

Diluye seis cucharadas soperas de sal en un litro de agua tibia, luego viértela en un depósito grande y sumerge los pies y deja actuar durante 10 minutos. Al secarlos aplica un poco de talco o bicarbonato de sodio para mantenerlos secos.

Productos para tratar el pie de atleta

Dr Scholl Tratamiento Pie de Atleta

Dr Scholl Tratamiento Pie de Atleta

Es un sistema para acabar con los hongos responsables del pie de atleta.

Es importante que cuando estemos haciendo un tratamiento para acabar con el pie de atleta, además de acabar con los hongos de la planta del pie, debemos desinfectar los zapatos para evitar que volvamos contraerlo.

Por eso, este kit incluye un lápiz para aplicarnos sobre la zona afectada y un spray para desinfectar los zapatos. El lápiz contiene oil active y spirucal-active que actúan creando un medio hostil para evitar el crecimiento y la reproducción de los hongos en nuestro pie.

A.Vogel Molkosan

A.Vogel Molkosan 500ml

Está desarrollado por expertos de Avogel empleando para ello suero de leche desproteinizada y concentrada, con ácido láctico y potasio.

Este complemento tiene indicaciones para su uso interno y externo, ayudando a nivel digestivo en aquellas situaciones en la que nos cuesta ir al váter o a nivel de la piel en problemas cutáneos como el pie de atleta o eczemas. Mejora la proliferación de la flora bacteriana.

Pranarom Aceite Esencial de Árbol del Té

Pranarom Aceite Esencial de Árbol del Té 10 ml

Es uno de los aceites esenciales mejor estudiado, vendido y utilizado del mundo y fué descubierto por James Cook quien empezó a tomarlo gracias a unos aborígenes que preparaban infusiones con las hojas de este árbol.

Éste aceite esencial tiene un alto poder anti-infeccioso, antiséptico y antibacteriano, por lo tanto es indispensable que exista en cualquier botiquín aromático, así prevendría quemadura cutáneas, infecciones bucales, parasitarias, urinarias y ginecológicas.

INDICACIONES TERAPÉUTICAS

  • Infecciones respiratorias cómo: Sinusitis, bronquitis, rinofaringitis, otitis, gripe y laringitis

  • Varicela

  • Herpes

  • Acné

  • Infecciones urinarias y vaginales cómo: candidiasis

  • Infecciones bucales cómo: gingivitis, abscesos y aftas

  • Hongos en las uñas y pié de atleta

  • Pediculosis

  • Parásitos cutáneos e intestinales

  • Radiodermitis

PROPIEDADES COSMÉTICAS

  • Pieles con impurezas y grasas

  • Tonifica y purifica el cuero cabelludo

  • Trata infecciones cutáneas

  • Cabello con caspa y grasoso

  • Conservante natural

  • Cicatrizante

PROPIEDADES TERAPÉUTICAS

  • Radioprotector cutáneo

  • Inmunoestimulante

  • Anti-inflamatorio

  • Descongestionante linfático y venoso

  • Anti-infeccioso polivalente

  • Anti-parasitario

Comparte el post en las redes
Esta entrada fue publicada en General y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *