Costra Láctea 

Disponemos de un completo catálogo de productos para la Costra Láctea para Bebés en nuestra tienda a los mejores precios.

Crema para el cuidado y tratramiento de la costra láctea de bebés.

8,45 € 10,56 €

Gel limpiador que ayuda a mejorar y prevenir la costra láctea.

15,29 € 16,85 €

Champú para tratamiento de la costra láctea en bebés

5,08 € 6,35 €

Emulsión calmante de las rojeces, escamas e irritaciones o casos de costra láctea.

12,04 € 15,05 €

Crema para el cuidado de alteraciones seborreicas y costra láctea

10,80 € 12,70 €

¿Qué es la costra láctea?

¿Has oído hablar sobre la costra láctea? Puede que el nombre te suene extraño, pero es importante que conozcas sobre esta afección. El conocimiento te ayudará a no entrar en pánico y a saber cómo actuar en caso de que tu pequeño la padezca.

El término se utiliza para hablar de la dermatitis seborreica del lactante. Se trata de la aparición de escamas gruesas en la cabeza del recién nacido. Es una afección relativamente habitual en niños de entre 0 y 3 años de edad.

Las escamas suelen tener un color blancuzco o amarillento y se pueden dar en una zona particular de la cabeza o en todo el cuero cabelludo. En algunos casos la costra láctea se puede expandir y llegar hasta la zona de las cejas, las pestañas, el pliegue de la nariz, las orejas, el cuello y el área del pañal o las axilas.

En casos muy particulares la piel que posee la costra láctea se puede agrietar, segregar un líquido amarillento y causar comezón. Sin embargo, no es una dolencia grave ni contagiosa, puedes acudir al pediatra del niño para que te recete el tratamiento necesario para sanar.  

 

Causas de la costra láctea

En principio, no se conoce de forma clara la causa de esta afección. Sin embargo, los expertos señalan algunos factores que pueden estar relacionados con la aparición de la costra láctea. A continuación, te enlistamos las razones más comentadas. 

  • Sebo: Algunas veces, las glándulas sebáceas y los folículos pilosos segregan una producción excesiva de grasa que favorece la producción de la costra láctea.
  • Microorganismos: Hay expertos que creen que, en ocasiones, un hongo llamado Malassezia crece junto a las bacterias de la cabeza y causa la costra láctea.
  • Déficit enzimático: Existe una teoría que expone que a edades tempranas el cuerpo posee pocas enzimas, por lo que la afección puede proliferar con facilidad.
  • Hormonas: Durante la época de la lactancia aumentan las concentraciones de hormonas en los niños, lo que puede tener que ver con el desarrollo de la costra láctea.
  • Factores externos: Los climas extremos, el estrés y las afecciones cutáneas pueden aumentar las posibilidades de desarrollo de la costra láctea.
  • Elementos hereditarios: Se cree que esta afección puede responder a una predisposición genética, sin embargo, no hay estudios al respecto.

 

Síntomas de la costra láctea

La costra láctea puede ser diferente para cada bebé que la padezca. La ubicación, la intensidad, el tiempo de duración y las molestias serán diferentes en cada caso. Las zonas afectadas pueden presentar 1 o más de los siguientes síntomas.

  • Costras gruesas en la cabeza, el rostro, el cuello, las axilas o la ingle.
  • Piel grasosa cubierta por escamas
  • Escamas o caspa
  • Enrojecimiento e inflamación de la piel (en pocos casos)
  • Comezón (en pocos casos)
  • Pérdida de cabello (en pocos casos)

 

Tratamiento para la costra láctea

En la mayoría de los casos no es necesario emplear algún tratamiento para esta afección. El cuerpo del bebé suele deshacerse de todas las costras con facilidad luego de un mes de su aparición. Sin embargo, hay situaciones en los que la afección es resistente y se hace necesario emplear algunos productos.

Es importante tener en cuenta que la costra láctea no es una enfermedad y no causa patología alguna en tu bebé. Generalmente, esta condición no posee más que un valor estético que, a pesar de disgustar, no afecta para nada al pequeño.

Si la costra láctea está muy extendida y deseas facilitar su remoción puedes utilizar un champú neutro para lavar el cuero cabelludo del bebé. Realiza un masaje suave con tus dedos o con un paño durante varios minutos.

Otra opción es aplicar aceite mineral en la cabellera del niño. En este caso debes empapar las escamas y esperar varios minutos. Antes de retirar el aceite con el champú habitual, cepilla la cabellera del bebé con delicadeza.

En caso de que la afección del niño sea muy agresiva se pueden aplicar algunas cremas o champús especializados. Consulta a un pediatra para determinar cuál es la mejor opción para tu pequeño y cumple cabalmente el tratamiento.

 

Comprar productos para la costra láctea online

Con Pharmacius podrás encontrar todos los productos que necesites para tratar la costra láctea de tu bebé. Solo tienes que ingresar en nuestro catálogo digital, seleccionar el artículo de tu preferencia y confirmar el pedido. Te aseguramos que el proceso será rápido, fácil y eficaz.