TROFOLASTIN

Trofolastin Reductor de Cicatrices 5 Parches 4x30cm

8470003792301 379230.1

Producto en stock. Envío inmediato.

Estamos a la espera de recibir nuevas unidades en los próximos días.

Indícanos tus datos y te avisaremos por email cuando tengamos unidades disponibles.

Suaviza las cicatrices, tanto lisas como queloides. Protege

[ Ver más... ]

50,45 €

-21.1152%

63,95 €

Trofolastin Reductor de Cicatrices 5 Parches 4x30cm

50,45 €

63,95 €

Tras una lesión o operación de cirugía invasiva se puede producir la aparición de una cicatriz.

En muchas ocasiones esta cicatriz es apenas imperceptible, pero en otras se convierte en molesta por lo antiestético de su aspecto.

Por ello Trofolastin creó unos parches reductores de cicatrices a base de poliuretano, que logra que las cicatrices, ya sean lisas o queloides, se vean tanto disminuidas como atenuadas.

Los parches de 4 x 30 cm son ideales para el cuidado de las cicatrices más grandes, desde una cesárea hasta el cuidado de una cicatriz más pequeña, puesto que se pueden cortar.

Además son resistentes al agua y traspirables por lo que te permitirá llevarlas 24 horas al día.

Contiene 5 unidades.

¿Qué indicaciones debes tener en cuenta?

Los parches reductores de cicatrices se pueden emplear para:

-          El cuidado de la piel con cicatrices antiguas, que se quieran reducir o atenuar.

-          El cuidado de cicatrices recientes, para evitar la formación de queloides o de cicatrices marcadas.

-          Proteger la cicatriz de los rayos solares

 

Contraindicaciones:

No emplear reductor de cicatrices si la cicatriz aún presenta puntos de sutura, está abierta o supura.

No emplear en piel irritada.

Contraindicado en quemaduras de tercer grado.

¿Qué composición tiene :::prdct:::?

Apósito de poliuretano 4 cm x 30 cm

¿Como usar :::prdct:::?

Para emplear los parches reductores de cicatrices, el modo de realizarlo es muy sencillo.

Tan sólo hay que tener en cuenta 5 puntos.

  1. Antes de colocar el apósito la piel de la cicatriz y alrededor debe estar limpia y seca, sin resto de agua o cremas.
  2. Puedes cortar el parche a la medida que más se adecue al tamaño de tu cicatriz.
  3. Abre el apósito retirando las láminas que protegen al adhesivo.
  4. Aplícalo sobre la cicatriz.
  5. Presiona ligeramente para que se quede adherido por completo.

Recuerda:

El apósito es resistente al agua, por lo que lo puedes emplear incluso mientras llevas a cabo tu higiene diaria.

Si quieres puedes retirar el parche reductor de cicatrices Trofolastin y volver a colocarlo después, pero cada vez que se retira pierde parte de su adherencia.

El parche no debe aplicarse si aún la herida no está cicatrizada completamente.

Un parche puede mantenerse hasta 7 días consecutivos.

Valoraciones de nuestros clientes